Cualquier época es buena para visitar Oaxaca. En marzo, por ejemplo, se viste de jacaranda, resaltando el verdor de su característica cantera. Todas las épocas históricas de México: prehispánica, colonial, independiente, moderna y contemporánea se expresan con natural elegancia en los espacios, edificios, calles, museos fantásticos, festivales mágicos, artesanías coloridas, ruinas precolombinas e iglesias barrocas con incrustaciones de oro y en cada rincón de Oaxaca, que la UNESCO denominó Patrimonio Mundial.

Desde tiempos ancestrales, Mitla ha sido un centro ceremonial zapoteca que con el tiempo fue recibiendo migraciones de otros pueblos mesoamericanos, cuyas construcciones señalan que la vida y la muerte están indisolublemente unidas.

En la entrada del sitio encontrarás artesanos frente al templo de Santiago Apóstol que se levanta sobre un basamento antiguo. En la Sierra Mixe explora los edificios ceremoniales y los palacios que se encuentran alrededor de patios cuadrangulares en cinco conjuntos que atrapan tu imaginación. Grupo Sur, Grupo del Arroyo, Grupo de los Adobes, Grupo de la Iglesia y Grupo de las Columnas. Visita el pueblo de San Pablo Villa Mitla y conoce su historia. Disfruta de las cúpulas rojas de su templo que toman tonos naranja cuando el sol las
ilumina.

Playa Mazunte

Cerro de la Adoración en Huautla de Jiménez Mazunte es una de las playas más reconocidas para surfear en todo el continente americano. Adéntrate en la preciosa Playa de San Agustinillo donde encontrarás en el mar abierto un oleaje que te permitirá desafiar
tus límites. Pide a un guía local que te oriente sobre los detalles de las corrientes y las reglas del destino.

Si lo requieres puedes alquilar un equipo de alta calidad. Siente la fuerza de las olas y atrapa la más grande: por un instante sentirás la necesidad de quedarte para siempre en Mazunte.