Con 150 años de historia, el carnaval de Huejotzingo Puebla, se dice, es el carnaval más antiguo de México, conservando hasta nuestros días su arraigo y tradición de entre los cientos que se llevan a cabo en todo el país. Comenzó su historia en el año de 1868, pocos meses después del triunfo de la república sobre las fuerzas imperiales francesas que invadieron el país. Incorporando entre sus motivos la famosa batalla y victoria de las armas nacionales del 5 de mayo de 1862, ante el mejor ejército del mundo en aquellos años.

Las actividades comienzan desde el sábado previo al miércoles de ceniza, continuando el domingo, lunes y martes de carnaval, siendo éste último día el más importante de todos. Los participantes se dividen en 4 partes correspondientes a los barrios de la ciudad más la zona centro, dividiéndose los personajes en batallones de Zapadores, Zuavos y turcos por la parte francesa e Indios Serranos y Zacapoaxtlas por la parte mexicana. Teniendo cada uno de ellos características específicas.

Además de la batalla se llevan a cabo otras dos importantes representaciones históricas referentes al lugar, que son: La primera boda indígena y católica en nuestro país y el llamado Rapto de la hija del Corregidor por parte de famoso bandolero Agustín Lorenzo líder de los Bandidos de Río Frío, en los tiempo de la época colonial, que enamoró y fue correspondido justamente por Elena, la hija del corregidor, teniendo que robársela para poder vivir su amor, terminando finalmente casados, ya que también se robaron a un cura. Tras persecuciones es capturado Agustín Romero, llevado a la cárcel y condenado a muerte pero con ayuda del pueblo logra escapar y reunirse con su amada Elena, en la Sierra Nevada o zona de los volcanes.